Saltar al contenido

Bulldog Francés

    Un perro pequeño que tomo fama en otra región, aquí conocerás la historia, las características y el cuidado del Bulldog Francés.

    Historia del perro Bulldog Francés

    La historia de este perro se traduce como “nadie es profeta en su tierra” y este es el caso del Bulldog Francés.

    Los inicios se hallan en Inglaterra en el siglo XVIII, los bulldogs eran perros muy populares en las peleas de apuestas. Estas consistían en colocar diversos animales para enfrentarse entre ellos, y allí se encontraba el bulldog, los toros, tejones y otros animales que se enfrentaban entre sí o con otro animal. En un momento donde la pobreza y la miseria reinaban en una revolución industrial en apogeo, una de las diversiones era la creación de un circo romano, pero con animales a tal punto que la crueldad formaba parte de la diversión.

    La ilegalización de las peleas en Gran Bretaña

    En 1935 estas peleas fueron abolidas y penalizadas; sin embargo, el bulldog Inglés descendiente del Mastiff aún realizaba peleas de manera ilegal en pequeños lugares de la Inglaterra lúgubre.  Los Terriers también formaron parte de este desdichado batallón de gladiadores, pero empezaron a ser cruzados con los Bulldogs creando los bull-terrier.  Pero existía otro grupo que le interesaba las peleas miniaturas, quizás para evitar llamar la atención y empezaron a cruzar perros que llegaran a un peso de 7,3 Kg como mínimo hasta 11,8 Kg. Estos empezaron a encontrar poco apoyo en sus aventuras, a tal punto que este perro desapareció en 1920 en el libro de orígenes genealógico del Kennel Club de Inglaterra.

    Llegada a Francia.

    Pero en los artesanos ante una insipiente revolución industrial comenzaron a migrar hacia el otro lado llegando a Francia donde desempeñaban sus actividades artesanales de forma cómoda. Algunos llevándose estas pequeñas criaturas fuera de la Isla a tierra continental a tal punto de extinguir la raza en las Islas Británicas. 

    El pequeño perro se hizo popular en Francia a finales del siglo XIX, muy conocido por sus orejas de murciélago.  Posteriormente, fue llevado a Norteamérica donde fue reconocido en muchos certámenes de belleza logrando costar hasta $5.000 en la clase empresarial Norteamericana.

    Características del bulldog francés

    Entre las peculiaridades tenemos las siguientes:

    Expectativa de vida: Pueden llegar a 14 años, pero su promedio es de 12 años.

    Características físicas: Suele pesar entre 7,8 a 14 kilos, uno de sus aspectos más reconocidos son sus extrañas orejas de murciélago levantadas. Este pequeño perro es robusto de cabeza ancha y un hocico corto.  Tiene agujeros en la nariz (ollares) de manera estrecha.

    Temperamento: Posee un aspecto divertido y amable. El cual es simplemente encantador, realiza un ruido muy característico de respiración. Técnicamente, es un perro de compañía, no guardián, pero: Juguetón,  bonachón y alegre. Es alocado en sus juegos   y es compañero de los niños. Suele integrarse a la familia de manera armónica.  Todo este aspecto depende de la crianza del animal.

    Cuidado del Bulldog Francés.

    Entre los detalles que debes tomar en cuenta debe prestar atención a lo siguiente:

    Las apariencias engañan en este animal, pareciera que su mantenimiento y cuidado fueran complejos, pero al contrario su es muy básico, pero a la vez concreta.

    Uno de los aspectos que hay que evitar es el sobrepeso en este animal, ya que sus patas cortas y delgadas puede complicar su desplazamiento.

    Entre los aspectos más vulnerables se encuentra el cuidado del rostro., siempre límpielo con una toallita con poca humedad en el rostro. 

    Etiquetas:

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.