Saltar al contenido

¿Cómo saber si su gato bebe suficiente agua?

    Cómo saber si su gato bebe suficiente agua

    ¿Se ha fijado alguna vez en si su gato bebe agua correctamente a diario?

    Muchas veces esto pasa desapercibido para la familia, sobre todo porque los gatos prefieren hidratarse a través de caños y grifos que de su propio bebedero, dejando las jarras prácticamente intactas. Además, debido al origen desértico de estos animales, los gatos tienen grandes dificultades para ingerir líquidos, consumiendo menos agua de la que deberían.

    Sin embargo, como es sabido, la ingesta de agua es esencial para garantizar la buena salud de nuestros amigos de cuatro patas. Por ello, todo guardián debe prestar atención a la hidratación de su gatito.

    ¿Quiere saber si su gato bebe suficiente agua y cómo estimular la ingesta de líquido? ¡Ven y te lo contaremos todo!

    ¿Cuánta agua bebe un gato al día?

    Aunque los gatos no tengan el hábito de beber agua todo el tiempo, es necesario fomentar este comportamiento para mantenerlos en buen estado de salud. Lo recomendable es que el gato beba diariamente entre 50 y 70 ml de agua por cada kilo de peso corporal. Es decir, si tu gatito pesa 5 kg, necesita ingerir al menos 250 ml de agua al día. Beber menos agua de la indicada puede comprometer la calidad de vida del animal y abrir las puertas a enfermedades y otros problemas en el futuro.

    Por otro lado, cuando el gato bebe demasiada agua es importante encender la alarma. Aunque estos animales necesitan hidratarse con regularidad, que el gato beba demasiada agua no se considera normal y puede indicar algún problema de salud. Este consumo excesivo se denomina polidipsia y a veces está relacionado con enfermedades como:

    • Diabetes
    • Insuficiencia renal
    • Hiperadrenocorticismo
    • Hipertiroidismo

    Cuando un gato tiene vómitos o diarrea, la ingesta de agua también puede aumentar para compensar la pérdida de líquidos causada por los síntomas. Además, otro factor que contribuye a este comportamiento es si el día es muy caluroso, porque el gato siente calor y, en consecuencia, siente más sed.

    Mi gato no bebe agua, ¿cuáles son los riesgos?

    Un gato que no beba una cantidad suficiente de agua al día tiene muchas más probabilidades de sufrir deshidratación y desarrollar graves problemas de salud, especialmente enfermedades renales. Además de la formación de cálculos renales, otra afección muy preocupante es la insuficiencia renal, que deteriora el funcionamiento de los órganos.

    Es una enfermedad permanente y sin cura, pero debe ser tratada para mejorar la calidad de vida del animal y frenar la progresión del cuadro. Para ello, es necesario tener algunos cuidados con los gatos renales crónicos, como seguir una dieta específica.

    En el caso de un gato deshidratado, los signos más comunes son la fatiga constante, la sequedad de las encías, la pérdida de apetito y la falta de aliento. Esto es lo que suele ocurrir cuando el animal está demasiado expuesto al calor y no está bien hidratado, siendo necesario someterlo a una evaluación clínica.

    Te puede interesar: 5 Consejos para que tu gato beba agua

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.