Diferencia entre castrar y esterilizar gatos

    Diferencia entre castrar y esterilizar gatos

    Uno de los temas más debatidos entre los propietarios de los gatos alrededor del mundo es, ¿deberíamos castrar a nuestros felinos? ¿no es demasiado radical hacerlo? ¿Qué tanto riesgo conlleva para nuestros amigos? ¿no existen otros métodos menos permanentes? Bueno, ahora mismo tratemos de resolverlos todos lo mejor posible, empecemos con algunas ventajas de la esterilización:

    • Lo más importante sin duda es que se impide el nacimiento descontrolado de gatitos.
    • evitamos signos del celo como lo son el marcaje, la agresividad y la ansiedad, favoreciendo una mejor convivencia en el hogar, disminuyendo el estrés y aumentando la salud de los gatos, reduciendo el riesgo de peleas o fugas.
    • Disminuimos la probabilidad de que nuestro gato sufra enfermedades relacionada con la hormona reproductiva, como la piómetra en gatas o los tumores de mama.

    Esterilización en gatos machos

     Esta es una intervención realmente sencilla, y bastante rápida, simplemente consiste en la extirpación de los testículos. Se realizará por medio una pequeña incisión en el gato, por supuesto, durante todo el proceso nuestro gato estará siempre anestesiado. Y como un extra, apenas va a necesitar control postoperatorio.

    En cuanto se refiere a la edad requerida para realizar esta operación a nuestro gatito, puede y se recomienda hacerse mientras nuestro gatito es aún un pequeño cachorro. aproximadamente a los cinco meses. así evitaremos que se presenten signos característicos del celo en él.

    El objetivo principal de esta intervención es evitar la decendencia por parte de nuestro felino, y evitar en lo posible los comportamientos que llegan con el despertar sexual.

    La esterilización en gatas

    En el caso de la esterilización de nuestras gatitas, podemos decir que es entendiblemente, un poco mas compleja. Pues, los órganos que hay que extirpar son internos, por lo que el especialista necesitará abrir la cavidad abdominal del felino, y al igual que con los machos, la intervención puede perfectamente ser hecha en los primeros meses de vida y antes de que comience el primer celo, y, como antes, su principal objetivo es evitar la procreación.

    A la hora de realizar esta intervención la técnica mas usada es la extracción de los ovarios y útero por medio de una incisión en el vientre, por supuesto, mientras actúa la anestesia y con nuestra gata completamente dormida. Normalmente la recuperación no suele ofrecer problemas. Y la gata puede regresar a casa inmediatamente después de despertar de la anestesia sin necesidad de estar internados para el postoperatorio.

    Esterilización de gatos: postoperatorio

    Tanto en hembras como en machos enfrentan una recuperación sencilla para esta operación. Normalmente, el veterinario inyectará un antibiótico para prevenir infecciones y se nos recetará analgésicos para casa por unos días. Lo demás será solo vigilar que a nuestro michi le cicatrice de forma correcta la incisión y seguir al pie de la letra los consejos del veterinario, Hacia la semana veremos la herida cicatrizada y en 8-10 días el veterinario retirará los puntos o las grapas.

    Si notamos que el gato tiene acceso a la herida, tendremos que usar un collar isabelino, ya que si acceden en acceso a la incisión corren riesgo de infección o de abrir la herida, pero de resto podemos decir que nuestro gato retomara su vida cotidiana desde el primer momento después de la cirugía. Eso sí, debemos tener en cuenta que después de la esterilización las necesidades nutricionales van a cambiar un poco para evitar el sobrepeso, tenemos que escuchar las indicaciones del veterinario.

    Como todos los casos que hemos visto, tratemos de estar totalmente informados y ver también algunas desventajas o complicaciones de la esterilización en gatos aunque no es para nada lo habitual, destacando que afectarán más a hembras por el mayor grado de complejidad de su cirugía:

    • No es frecuente que pase, pero los fármacos anestésicos podrían causar efectos adversos.
    • Sobre todo, en hembras, la herida corren el riesgo de abrirse o infectarse. lo que alargaría su recuperación significaría volver a dormir al michi, volver a coser, tratar con antibióticos, etc.
    • En hembras, es posible pero improbable que se ocasionen hemorragias, si eso ocurre se necesita acudir al veterinario de inmediato.
    • Los antibióticos pueden, pero no es frecuente tener una reacción desfavorable en la piel alrededor de la herida.

    Las necesidades energéticas suelen disminuir después de la operación, por lo que hay que prestar atención a sus ejercicios.

    Muchos dueños preguntan…. ¿Se puede esterilizar a una gata en celo?

    es una duda habitual, y la respuesta es sencilla, lo mejor seria esperar a que pase el celo. O mejor aún, realizar la intervención antes de que el primer celo se haga presente. En caso de no ser posible será su veterinario quien nos diga cuando deberíamos realizar la intervención.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.