Lenguaje corporal de los gatos

    Lenguaje corporal de los gatos

    Ya hemos hablado anteriormente y de forma breve como nuestros felinos tienen distintas personalidades, y son, en su pura esencia seres únicos e individuales, pero al igual que con los humanos sus personalidades pueden ser descatalogadas y reunidas en cinco tipos según un estudio hecho por Lauren Finka, universidad de Lincoln, estados unidos donde entrevisto a 200 gatos y a sus propietarios, encontrando algo bastante interesante, veamos en cual de estos encajaría nuestro gato.

    • El gato-humano

    Cuando hablamos del gato-humano nos referimos a un felino que disfruta y prefiere la compañía de humanos sobre sus compañeros gatunos, y normalmente lo expresan masajeando, frotando y ronroneando a sus humanos con frecuencia, suelen ser bastantes dóciles y suelen despreciar las horas de juegos o mismos con otros mininos.

    Conseguiremos que el gato humano fue separado de su camada a una edad temprana, criado por humanos y haber tenido una vida bastante plena, por lo que se siente seguro y amado entre humanos.

    • El gato-gato

    El gato-gato es en realidad bastante parecido al anterior, dócil y se lleva bien con humanos, pero frecuentemente prefiere la compañía de sus compañeros gatos sobre la humana.

    Generalmente estos gatos compartieron con sus hermanos y hermanas hasta la edad apropiada por lo que aprendieron el lenguaje felino a la perfección y asocia otros gatos con confort.

    • El gato cazador

    Sabemos que todos los gatos son cazadores natos, pero el gatocazador lleva esto al siguiente nivel, tiene los instintos muy marcados y suele ser más salvaje e independiente.

    Suele rechazar muñequitos juguetes simples y prefieren juguetes realistas y pueden llegar traer una ofrenda o dos a sus humanos con cualquier pobre animal que se cruzó en su camino. El momento de juego suele delatar a los felinos con esta personalidad, pues se vuelven intensos al tratando de cazar a su presa.

    • El gato solitario

    El gato solitario malamente conocido como el gato cascarrabias o malhumorado suele estar muy alerta, a todo momento. No es un fan del contacto social, quizás esto fruto de algún trauma o mala experiencia.

    Normalmente necesitan un poco más de tiempo para adaptarse a un nuevo hogar o agarrar confianza con nuevas personas, llega a ser realmente independiente. El gato solitario necesitara mucho más espacio que los anteriores y rechaza cualquier interacción, sin embargo, no deja de ser importante dedicarle atención y paciencia para que poco a poco se sienta igual amado.

    A diferencia de los perros, que vienen del lobo, cazando en manada y jaurías cooperativas, los gatos suelen ser más del tipo cazador solitario, por lo general no cooperan para la caza o formando grupos cohesivos. E incluso las colonias de gatos callejeros suelen ser informales sin jerarquía fija como la manada de lobos. Los gatos no han tenido necesidad de evolucionar sus reglas sociales para vivir en comunidades por eso el lenguaje felino es complejo y sumamente sutil, el ser humano solo logra captar algunas de los seguramente centenares de señales con los que nuestro felino intenta comunicarse, pero a continuación veremos algunas de ellas y que podrían significar.

    • La cabeza

    La posición de la cabeza de nuestro gato podría indicarnos varias cosas, si observamos que la cabeza está estirada hacia el frente, el gato nos podría estar pidiendo algunos mimos. Como un mensaje de saludo. Durante una riña, un gato con confianza elevará su cabeza para demostrar superioridad,

    mientras que un gato agresivo la bajará en señal de advertencia. Un gato sumiso agachará su cabeza en clara señal de sumisión, sin embargo, la cabeza es solo una cara del lenguaje corporal de los gatos, debemos cuidar también del otro extremo si queremos entenderlo totalmente. 

    • La cola

    Para los gatos es importante a la hora de comunicarse con sus compañeros gatos e incluso otras especies, humanos, por ejemplo. Es muy móvil, de lado a lado, arriba y abajo, rápida o lentamente, puede enroscarse o “inflarse” si está asustado, Una madre la utilizara como un “juguete” para sus cachorros. La cola de un gato es un gran indicativo de cómo se siente, por ejemplo, si hecha la cola hacia arriba es una cola feliz. Cuanto más abajo la cola, más abajo el ánimo de nuestro micho. Una cola entre las patas avisa de un gato asustado o enojado. Si lo vemos  agitar su cola de un lado a otro no significa que está molesto y enojado. Incluso que esta preparándose para morder o arañar. Cuanto más la muevan, mayor su enojo, pero vemos que el gato mueve la cola suavemente, significa que está feliz, y probablemente con ganas de jugar.  Una cola recta, con la punta hacia un lado, indica curiosidad o interesado en algo. Cuando tiene la cola así, cuando la cola esta rígida y la punta que se sacude significa irritación Una cola inflada y arqueada indica que el ataque está por venir. Sin embargo, una cola sumisa puede parecerse mucho a una cola, pero normalmente se posiciona más baja que la cola enojada.

    • Ojos

    Normalmente los humanos son partidarios del contacto visual. Es amistoso y un símbolo de confianza, pero para un gato, si mantenemos el contacto visual por un tiempo prolongado es señal de “te veo”, o una amenaza tacita. Es por eso que los gatos se muestran más atraídos por personas que no les gustan mucho los gatos, o que los ignoran, ya que normalmente un amante de los gatos lo miraría

    fijamente esperando que este se acerque para acariciarlo. Esas miradas intensas provenientes de extraños no son nada divertidas para nuestro gato Ojos abiertos ampliamente muestra que nuestro gato este curioso y feliz. Ojos entreabiertos significa que nuestro gato esta adormilado. Pupilas dilatadas muestran a un gato asustado y listo para atacar, o bien curioso y listo para la cacería o el juego

    • Las orejas

    nuestro gato tiene orejas extremadamente móviles, pueden fácilmente girarlas 180º y moverlas arriba y hacia abajo. Las orejas de un gato feliz se encontrarán hacia arriba y moviéndolas constantemente, girando en dirección de los sonidos que escuchan. un gato que esta asustado aplanara sus orejas hacia atrás, como signo de sumisión. Comportamiento que suelen tener también dos gatos que se están peleando, y así evitar herir sus sensibles orejas. Un gato enojado apuntara sus orejas hacia adelante formando un ángulo en muestra de agresión.

    • Los bigotes

    Son bastantes móviles y son de gran ayuda para determinar el ánimo de nuestro felino. Cuando están relajados, los veremos inclinados levemente a un costado. Si nuestro gato está feliz o curioso pondrá sus bigotes completamente extendidos. Y se extenderán más a medidas que el gato se muestre más y más interesado en algo, los bigotes se extenderán hacia adelante, quedando por delante del hocico. En caso de miedo, irritación, enfermedad, sus bigotes se echarán hacía.

    • Ronroneo

    Este es el mejor y más sencillo signo para interpretar pues la mayoría de las veces indicaran que están contentos. Pero, en raras ocasiones, un gato ronroneara cuando está sufriendo de miedo, o están heridos y con dolor.

    • Maullido silencioso

    Cuando nuestro gato se acerca a nosotros, gira ligeramente la cabeza y pronuncia un casi inaudible maullido, es su forma de decir algo asi como “por favor”

    • Frotarse

    Cuando nuestro se frota contra nuestras piernas y se envuelve alrededor de ellas está tratando de medir nuestro estado de ánimo, como si ¿preguntaran estas en un buen ánimo hoy humano? también puede ser una forma de saludo, pero si nuestro gato frota su cuerpo con el de nosotros, o su cara, es su forma de marcar territorio, mejor dejarlo y disfrutar de su amor.

    Te puede interesar

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.